El espía a hombros

Carta al Departamento de Ingeniería de la Misión de Seguimiento Científico del Planeta KP

Muy señores míos,

  Hemos leído con detenimiento las normas que ustedes nos han enviado acerca de la correcta utilización de los dispositivos de grabación y trasmisión que su departamento ha diseñado para monitorizar a la especie inteligente que habita el planeta KP. Como sabrán, mi departamento será el que se encargue de infiltrarse en el planeta para instalar dichos dispositivos en lugares ocultos por designar.

  Debo decirles que la lista de requisitos que deben cumplirse para el correcto funcionamiento de dichos artilugios dificulta enormemente nuestra misión de instalación. A continuación enumero seis de esos requisitos, así como las dificultades que encontramos para cumplir cada uno de ellos, rogándoles por favor que concreten soluciones para cada una de dichas dificultades:

  1.- “Para una correcta observación de la especie alienígena, los dispositivos deberán ocultarse en lugares donde los alienígenas se congreguen con frecuencia.”

Esto entraña una gran dificultad, pues cualquier lugar frecuentado por los alienígenas será necesariamente escudriñado por ellos. ¿Cómo podemos esconder los aparatos en lugares donde los alienígenas se congreguen, sin que la curiosidad o el simple azar les permita desbaratar los escondrijos de los aparatos? ¿Cómo podemos encontrar un escondite que los alienígenas no vayan a desear abrir, cortar, perforar, o simplemente destruir, a lo largo de varios cientos de años planetarios?

**********************************************************************

– ¡Queridos paisanos de Quintatuerca de la Sierra! – dijo el alcalde desde el balcón -. ¡Me congratula por fin poder presentaros en persona a Francisco Márquez, natural de nuestro pueblo y astronauta de la expedición internacional que ha realizado el primer viaje fuera del Sistema Solar y ha encontrado la primera especie inteligente diferente a la nuestra en nuestro Universo!

La plaza mayor rompió en vítores.

– Muchos recordaréis a Paquito de cuando era apenas un chaval, o cuando algo más mayor pasaba aquí parte de sus veranos. Para los más jóvenes, este será vuestro primer encuentro con él. Bueno, sin más dilación, os dejo con Francisco.

– ¡Gracias por vuestro recibimiento, paisanos! – dijo Francisco -. Quiero que sepáis que, allá en el sistema Alfa, durante los largos y duros meses en los que hicimos los preparativos para comenzar la observación de aquella especie, enclaustrados en aquella base subterránea y claustrofóbica, llevaba un trocito de Quintatuerca en mi corazón. ¡Es un placer estar aquí de vuelta con vosotros, en estas fechas tan entrañables para nuestro pueblo!

La banda de música empezó a tocar.

**********************************************************************

  2.- “Para evitar los daños en los dispositivos, dichos lugares de observación deberán permanecer a cubierto de las inclemencias del tiempo.”

Dado que la especie alienígena a estudiar no habita en el subsuelo del planeta sino en su superficie, todos los emplazamientos alienígenas están lógicamente sujetos a las inclemencias del tiempo. La única manera de observar a los alienígenas desde un lugar cubierto es ocultar los dispositivos dentro de las propias edificaciones de los alienígenas. Esto aumenta enormemente las probabilidades de que los dispositivos sean descubiertos.

**********************************************************************

– Como todos ya sabéis – continuó el alcalde-, Francisco ha sido el encargado de dirigir la instalación de los dispositivos que grabarán ocultamente a dicha especie para así poder estudiarlos antes de establecer un primer contacto. Posiblemente pasen muchos años antes de que los científicos sepan lo suficiente de ellos como para poder contactarles, pero por lo visto debe hacerse así… pero bueno, mejor que hable Francisco, que nos lo contará mucho mejor que yo…

Los paisanos en la plaza aplaudieron con entusiasmo.

**********************************************************************

  3.- “Los dispositivos trasmitirán la información recopilada una vez en cada año planetario. La trasmisión deberá realizarse en un lugar despejado que permita una correcta trasmisión de los datos recopilados.”

Dado que en (2) concluimos que los dispositivos deben estar dentro de las edificaciones alienígenas durante cada año planetario, ¿de qué forma podremos hacer que esos dispositivos estén al aire libre una vez al año? No creemos conveniente dotar a los dispositivos de movilidad propia pues, si han de ubicarse en lugares concurridos, es evidente que al moverse podrían ser descubiertos. Entendemos que el proceso de trasmisión de la información recopilada no debe requerir de nuestra presencia directa. No se producirán misiones de infiltración para que nosotros mismos desplacemos los dispositivos. Por tanto, ¿cómo haremos para que los dispositivos cambien de ubicación una vez en cada año planetario?

**********************************************************************

– Bueno – dijo Francisco a la plaza -, lo cierto es que no es fácil encontrar la forma de estudiar a una especie extraterrestre sin que sus individuos se den cuenta. Esos extraños y apasionantes seres son muy inquietos, y hay que ser muy cuidadoso para permanecer inadvertidos para ellos…

**********************************************************************

  4.- “La calidad de la señal enviada por cada dispositivo dependerá del sonido ambiente en el lugar de la trasmisión, siendo óptimo el silencio. Alternativamente, si existiera algún sonido rítmico repetitivo, sería sencillo filtrar las perturbaciones de dicho sonido a posteriori, por lo que dichos sonidos no se considerarían un problema. Por contra, el ruido aleatorio o ruido blanco provocaría graves perturbaciones en la señal que serían difíciles de filtrar a posteriori.”

Es previsible que los lugares al aire libre desde los que los dispositivos envíen su señal deban ser cercanos a las edificaciones donde dichos dispositivos permanecerán ocultos habitualmente. Por tanto, es probable que los lugares de envío estén dentro de los núcleos urbanos alienígenas. ¿Cómo esperan que en dichos lugares no vaya a haber ruido aleatorio o ruido blanco?

**********************************************************************

– Digamos – continuó Francisco – que su civilización recuerda a la nuestra hace unos mil años, así que les llevamos una gran ventaja tecnológica. Por eso podemos ocultarnos de maneras que allí resultan inconcebibles, aunque aquí parecerían ingenuas dada nuestra tecnología.

**********************************************************************

  5.- “Todos los dispositivos deberán realizar sus trasmisiones a la vez, o con una diferencia pequeña en el tiempo. Para minimizar los daños sufridos por los dispositivos durante cientos de años planetarios de observación, la trasmisión anual deberá realizarse preferentemente cuando las temperaturas ambientales no sean extremas.”

Desgraciadamente, diversos climas cohabitan en KP, así que las temperaturas sobre cada punto de KP son diferentes. Es más, debido a la inclinación del eje de rotación de KP, en KP se suceden las estaciones climáticas a lo largo del año planetario. No existe una fecha del año planetario en que las temperaturas vayan a ser necesariamente suaves en todo el planeta, pero entendemos que lo más parecido posible a dicha fecha sería el equinocio. ¿Es correcta nuestra apreciación?

**********************************************************************

– No obstante – continuó Francisco -, las limitaciones técnicas de nuestro material nos han obligado a buscar formas ingeniosas de acercarnos a ellos desde el sigilo. Pero bueno, no he venido aquí a contaros lo que ya habréis leído o visto por los medios de comunicación. Nos queda mucho por aprender allí en Alfa, pero hoy estoy en la Tierra, en Quintatuerca de la Sierra, ¡y solo quiero ser un quintatuercano más!

La muchedumbre congregada en la plaza ovacionó a Francisco.

**********************************************************************

  6.- “Todos los dispositivos enviarán sus datos a un repetidor de señal que estará ubicado en el satélite natural de KP. Desde dicho repetidor, la señal será amplificada y reenviada a la base ubicada en el séptimo planeta del sistema. El repetidor ubicado en el satélite de KP se alimentará de energía solar. Por tanto, la fecha de la trasmisión deberá producirse cuando la luz solar incida sobre el lugar del satélite en que se ubique dicho repetidor.”

Si consideramos lo ya indicado en (5), deducimos que el momento anual de la trasmisión deberá ser, simultáneamente, cercano a: (a) el equinocio de KP; y (b) alguno de los periodos durante los cuales la luz solar caiga sobre la ubicación del repetidor en el satélite (preferiblemente, cuando lo haga perpendicularmente, pues la incidencia solar sobre el repetidor será máxima). ¿Es correcta nuestra apreciación?

  Esperamos atentamente que nos confirmen si nuestras conclusiones con respecto a (5) y (6) son correctas, y que nos ayuden a encontrar fórmulas que solucionen los problemas identificados en (1), (2), (3) y (4).

  Atentamente,

 

                El Director del Departamento de Infiltraciones

**********************************************************************

– ¡Paisanos! – intervino el alcalde -. Ahora nuestro Francisco asistirá con todos nosotros a ese gran momento de devoción para todo nuestro pueblo para el que muchos lleváis largo tiempo preparándoos.

**********************************************************************

Carta al Departamento de Infiltraciones,

Estimados compañeros de misión,

  En respuesta a las consultas presentadas en su carta anterior, respondemos que las apreciaciones hechas en los puntos (5) y (6) son correctas. Respecto a los interrogantes planteados en los puntos (1), (2), (3) y (4), hemos trasmitido sus dudas al Departamento de Diseño Social. Nos han indicado que, dado el primitivo estado de la civilización en KP, anterior incluso a la edad de los explosivos, es posible realizar una pequeña intervención en los usos y costumbres locales que solucione dichos problemas hasta la edad industrial, quizás incluso hasta el comienzo de la edad espacial. Dicha intervención consistiría en modificar levemente algunos rituales que los habitantes de KP ya llevan a cabo. Adjunto los detalles del plan propuesto por el Departamento de Diseño Social.

  Atentamente,

 

                El Director del Departamento de Ingeniería

 **********************************************************************

Tal y como ocurría desde hacía cientos de años en el primer día de luna llena tras el comienzo de la primavera, los costaleros levantaron la imagen de la Virgen de los Dolores y los Remedios para comenzar la procesión del Domingo de Pascua. Entonces se dirigieron en lenta procesión hacia la salida de la Iglesia Mayor de Quintatuerca de la Sierra. Al atravesar el arco de la iglesia, comenzó el redoble de tambores en la calle.

Al contemplar Francisco aquella escena que le traía tantos recuerdos de la infancia, una duda le asaltó de repente.

– ¿Y si…? – dijo en voz baja.

– ¿Sí, Francisco? – preguntó el alcalde.

– Nada, qué tontería, no puede ser… – respondió Francisco, y siguió contemplando la procesión.

Algunos dijeron que la Virgen miraba emocionada al cielo.

– Bip bip bip – decían muy bajito y al unísono miles de Vírgenes y Cristos sobre la faz de KP.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ciencia ficción media, cuento y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s